sábado, 21 de octubre de 2017

EL CASO MALDONADO Y ELISA CARRIÓ: "DIOS CIEGA A LOS QUE QUIERE PERDER"

"Aunque te abandone el mundo político, Dios no nos abandona hasta el fin del mundo", escribió ayer en su cuenta de Twitter.

LAURA SERRA, LA NACIÓN DE HOY.-

En el día del nacimiento del eminente Sir Georg Solti (1912-1997)

Richard Wagner - Siegfried - Acto 3 - Preludio

Orquesta Filarmónica de Viena.-


LA OBVIEDAD BURSÁTIL DEL DÍA

"EL MOVIMIENTO DE LOS ACTIVOS ESTARÁ VINCULADO AL RESULTADO ELECTORAL..."

DE LA CORREDORA DE VALORES PUENTE. LA NACIÓN DE HOY.-

LOS MAPUCHES Y LA AGENCIA FDERAL DE ¿INTELIGENCIA? ARGENTINA

La idea de Estado nación es ajena a los activistas que reivindican la causa mapuche; ellos son una expresión típica de los movimientos sociales arcaicos, que Eric Hobsbawm describió en Rebeldes primitivos

Poco sabía el Estado de su existencia, o si sabía no le otorgaba relevancia, hasta que la violencia irrumpió en ciudades del sur mediante atentados a la propiedad. 

Una combinación explosiva de marginación social e ideología milenarista se precipitó sin que los funcionarios pudieran o quisieran descifrarla.

EDUARDO FIDANZA, LA NACIÓN DE HOY.-

EL ESTADO ARGENTINO Y EL CASO MALDONADO

En un primer abordaje se observa insuficiencia de control, al menos en tres aspectos: el territorio, las fuerzas de seguridad y el manejo de la información. 

...el Estado argentino debió pedir permiso para entrar en un territorio considerado sagrado para sus habitantes, cuyo sentido de pertenencia coincide con los límites de su comarca.

Un segundo déficit de control se verifica en la relación del Estado con las fuerzas armadas y de seguridad.

En tercer lugar, la carencia tal vez más grave: el Estado no controla la información, desde el blanqueo de capitales hasta el río Chubut. Basta para comprobarlo un hecho obsceno: la circulación indiscriminada de las fotografías del cadáver de Maldonado. Muy pocas personas estuvieron en la escena donde se encontró el cuerpo, pero los funcionarios no lograron garantizar la confidencialidad.

Está en cuestión la administración estatal antes que el gobierno de turno. 

Pero a partir de esa diferenciación surge un desafío que sí incumbe al gobierno actual: enfrentar la corrupción, el descontrol y la ineficacia que desnaturalizan al Estado. Por ideales o por puro afán de subsistencia. La lucha contra las mafias debería dejar de ser un eslogan cuando ellas amenazan la vida de las personas y el poder de la democracia.

EDUARDO FIDANZA LA NACIÓN DE HOY.-

LA CORRUPCIÓN K: NADIE VIO NADA

El descargo de Roberto Baratta, que desde anteayer está preso...en Marcos Paz, es en sí mismo una mancha venenosa. 

En un extenso recorrido, el ex subsecretario expone que todas las compras  (de gas) funcionaron bajo la vigilancia de otros organismos. La AFIP, por ejemplo, entonces conducida por Ricardo Echegaray, que controló precios y volúmenes a través del "canal rojo" de la Aduana. 

Da, además, algunos nombres. Se acuerda de otro de los procesados, Juan José Carbajales, el camporista que Axel Kicillof puso en el directorio de Enarsa cuando empezó a sospechar de esas operaciones. Y agrega que las importaciones no sólo eran aprobadas por Enarsa, el Ministerio de Economía, la Sigen o la AGN, sino además auditadas en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Llegado a ese punto, tiene la deferencia de citar a dos dirigentes de buena relación con Enrique Nosiglia y el macrismo: el entonces decano, José Luis Giusti, y el secretario de Extensión Universitaria, Emiliano Yacobitti. 

Después se adentra en el sector privado. Argumenta no haber recibido ninguna objeción del resto de las petroleras por esas licitaciones y se detiene en una: "No he tenido conocimiento de que en esta etapa que describo algún proveedor oferente que no haya sido adjudicatario haya efectuado queja formal o informal, o algún reclamo administrativo o judicial por el hecho de no haber obtenido algún cargamento de GNL. 

Sirve como ejemplo el hecho de que la multinacional Shell participó en muchas de las licitaciones, siendo adjudicataria en algunos casos y en otros no; y Shell no formuló queja, ni reclamo ni accioón administrativa o judicial por el hecho de no haber sido adjudicataria de algunas licitaciones. Los señores Balboa (hoy presidente de Enarsa) y Wagner (director de Auditoria de Enarsa) trabajaron en la multinacional Shell antes de ingresar en la función pública". (*)

Francisco Olivera, La Nación de hoy.-

(*) Nota del editor: El actual ministro de Energía Juan José Aranguren fue presidente de la filial argentina de Shell entre 2003 y 2015.-

"TUTTI INSIEME": EL CLAN DE VIDO

Baratta quedó preso con el cuñado del ex ministro


LA NACIÓN DE HOY.-